miércoles, 8 de febrero de 2012

El invierno y el efecto presa de la sierra

Hoy 8 de febrero de 2012, ha sido un día algo complicado en nuestra región debido a la intensidad de las nevadas. Además, hay que tener en cuenta que no es solo la nieve, si no el viento, lo que hace más duro un día como este.

No se si seré capaz de explicarte qué ha pasado, pero, a grosso modo, es algo como que, lo que en principio iban a ser unas masas de nubes que nos pasarían en un día muy frío, pudiendo dejar algo de precipitaciones (evidentemente, nieve), al final se nos acumulan encima y no dejan de soltar su cargamento de nieve. ¿Porqué?, pues en principio, ha sido el efecto de presa que ha hecho el Sistema Central. 

Me explico: las masas de nubes entran con vientos del N-NW a cierta altura. Al llegar a los relieves de esta zona, no pueden pasar, por lo que se acumulan encima nuestro y sueltan su carga. La imagen de infrarrojo de hoy a las 12:00, te lo explicará muy bien:


Verás como la parte sur de la masa nubosa, dibuja perfectamente el Sistema Central: lo está represando. A su vez, los vientos del N siguen trayendo más nubosidad que incrementa el efecto. A la misma hora, la imagen del radar muestra la siguiente situación:


Verás el resultado: sólo hay precipitaciones en esta zona en el centro de la península (las masas de color azulado). De hecho, viniendo esta tarde desde Madrid, se veía como las nubes estaban encima de nuestra zona, no así por la parte más oriental del Sistema Central.

Para ver el resultado de manera gráfica, tomamos los datos de la estación meteorológica que la DGT tiene en el PK 63,5 de la N-VI. La presión atmosférica estuvo descendiendo relativamente hasta el momento de las precipitaciones. Una vez calmado el "temporal", se recuperó a los valores previos:


Las temperaturas registradas, han sido las siguientes:

Minimas del orden de -6,3º y máximas de -3,9º. Aproximadamente, semejante a las que he registrado en mi estación (mínima de -5,9º y máxima de -3,5º). 

Las precipitaciones que ha registrado la estación de la DGT, son las siguientes: 


Como ves, no han sido muy intensas. Aquí entra el siguiente factor importante: el viento. El viento era de componente N, y era el responsable de que se amontonaran las nubes a barlovento, es decir, en nuestra vertiente de la sierra:



Este viento, es el que hecho los ventisqueros que podemos ver todavía por nuestras calles. A su vez, este viento traía las masas de nubes que son las que si que habían provocado que se activara una alerta por nieve en otras zonas. Te preguntarás que porque aquí no se activo la alerta. Pues bien, en principio, estaba previsto que llegaran las masas de nubes y que había riesgo de alguna precipitacion sin mayor importancia. Pero, como hemos comprobado, el efecto presa de la sierra parece que no entró en los parámetros de cálculo. No quiero desde aquí justificar a nadie ni generar una polémica que no me concierne. Sólo digo, mejor dicho, insisto, que en Meteorología (y que conste que esto para mi es una afición), no existe ni el blanco ni el negro, si no que todo es una amplia gama de grises en las que intervienen millones de factores. Y uno de ellos es el relieve y sus efectos en los vientos, cambios de presion y humedad de las nubes que las atraviesan.... Con que cambie un sólo parámetro, ya da todo al traste.

Lo que si que he podido leer en internet, es que desde Meteosegovia se avisó a la AEMET de la situación, por lo que inmediatamente se activó una alerta. Quizas falle algo en este proceso.

Dejando atrás este tema, hay una cosa que está clara: estamos en febrero. Es decir, en invierno. Y vivimos en zona montañosa. Peligrosa ecuación para decir que esto nos pilla por sorpresa. No está de más tener en cuenta estos factores para que, a la hora de que nos digan que si va a pasar esto ó aquello, no nos llevemos las manos a la cabeza porque nieve. Como me dijeron una vez hablando de esto: si nuestros abuelos nos vieran quejarnos de esto, se reian de nosotros.

Ahora viene la resaca: para mañana jueves 9 de febrero se ha activado una alerta amarilla por bajas temperaturas.

 ¿Nevará? pues no se sabe. Así de claro. Pero lo importante es preguntarnos, ¿porqué no se activa la alerta naranja, con temperaturas previstas de -10º, y se deja en amarilla a -9º? 

Sea una u otra, lo claro es que mañana toda la nieve que tenemos, acabará helándose, con el riesgo que supone para la población en general y para el tráfico en concreto. Amarilla me parece escasa. La AEMET define la alerta naranja como que "existe un riesgo meteorológico importante (fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales". Personalmente creo que, si realmente se esperan las temperaturas que nos dicen, que helarán toda la nieve que tenemos en nuestras calles, se trata de una alerta naranja. Si no hubiera nevado, me valdría una amarilla. Pero así, no. 

Si te sirve de referencia, son las 23:45h, y ya hay -4,3º en la calle. No quiero saber mañana que puede pasar. Pero el hecho de que si la alerta es amarilla ó naranja, ahora, importa poco: cada uno es responsable de saber que la nieve helada no es buena compañera. Te cuidado por favor.